Hay un verdadero debate en torno al origen exacto de la pizza, ya que existen infinidad de referencias sobre sus raíces. Sin embargo, una vez analizadas, se puede llegar a la conclusión de que este platillo fue preparado por vez primera a finales del siglo XVII.

Y es que el jitomate (ingrediente indispensable en este tipo de comida rápida) llegó a tierras europeas apenas en el siglo XVI, por lo que tuvo que pasar un tiempo hasta que la población lo empezó a incluir en su dieta. Se cree que la primera pizza únicamente estaba conformada por masa de pan, salsa de jitomate y queso, algo básico pero novedoso en esos tiempos.

Dicho platillo se considera que surgió en Italia, específicamente en la ciudad de Nápoles, la cual es considerada desde hace años como un referente cuando se habla de pizzas. No hace falta que viajes hasta allá, en Rin Rin Pizza puedes pedir la especialidad de tu preferencia de forma tradicional o a la leña. ¡Llama y ordena!